miércoles, 25 de noviembre de 2015

Pateando la ciudad de Buenos Aires

Hola de nuevo. Nuestra segunda jornada por aquí ha sido un paseo de día completo a través de varios barrios de Buenos Aires.

Hemos paseado por la gran avenida del 9 de Julio con su famoso Obelisco, hemos cruzado el centro caminando por la calle Florida llena de comercios y gente trajinando y hemos llegado así al barrio de San Telmo donde hemos disfrutado de sus calles en las que se mezclan los "conventillos" donde nacieron los tangos (antiguos caserones unifamiliares de acaudalados bonaerenses que al trasladarse a Palermo tras una epidemia de fiebre amarilla alquilaron a muchos inmigrantes por habitaciones separadas), tiendas de diseñadores y también buenos sitios para comer carne argentina a la brasa. En uno de ellos nos hemos metido entre pecho y espalda un sabroso "Bife de chorizo" (que es como un entrecot de ternera) con batata frita y alguna empanadilla de carne. Si te gustaba Quino es imprescindible sacarse una foto en el banco con Mafalda y Manolito. Nosotros lo hemos hecho y había incluso cola :) También he tomado un submarino (rica leche con chocolate fundido) en un viejo y típico bar porteño de la plaza Dorrego.

Tras todo ello hemos vuelto caminando por Puerto Madero, que es la zona cool de restaurantes (y con unas torres de apartamentos de lujo tremendos).

La verdad es que hemos pateado y recorrido una buena parte del centro de la ciudad y ha valido la pena. Aunque hay que reconocer que es de las menos accesibles que he visto en años. El moverse con un cochecito de bebé a veces es un poco infierno por aquí; restaurantes y tiendas están escalonados sin accesos ni rampas y las aceras son un desastre llenas de agujeros, o directamente faltan partes del pavimento con lo que empujar a la peque ha sido un auténtico rally (¡no quiero pensar lo que debe ser visitar Buenos Aires con una silla de ruedas!). No hay muchos rebajes para cruzar y las calles con sus adoquines tan bonitos tampoco ayudan mucho :) Pero en general lo hemos pasado fenomenal. Y más con este estupendo tiempo primaveral!

¡Mañana por la mañana rumbo a Calafate y los glaciares!

No hay comentarios: